Síguenos:  

Decoración, materiales y juego en la ESCUELA

DECORACIÓN, MATERIALES Y JUEGOS (0-12 meses)

Durante el primer año de vida la estimulación sensorial y motórica es fundamental para el desarrollo de las capacidades de tu hijo. En este sentido, la organización del espacio y del tiempo juegan un papel fundamental en su vida diaria. De la misma manera, los materiales presentes en el entorno cercano al niño son el principal instrumento con el que tu hijo explora el medio; con ellos observa, manipula, experimenta y clasifica.
 

Algunos de los materiales y juegos más adecuados para los bebés son: 

 
 Para la estimulación sensorial: una alfombra, colchoneta o tapiz con cojines, un espejo, sonajeros, muñecos blandos de goma o de tela, mordedores, juegos para hacer torres y libros de tela.
 
 Para estimular el movimiento: módulos de gomaespuma, juegos de arrastre, andadores y pelotas.
 
 Para el descanso: cunas, mecedoras o colchonetas dependiendo de la edad de los niños, cojines y juegos de cuna.
 
Los materiales deben partir de los intereses de los bebés, ser atractivos para ellos, que les inviten a explorar y que fomenten su creatividad y su pensamiento divergente. Para hacer juegos podemos utilizar distintos materiales sencillos como vasos de plástico, coladores, pelotas, flaneras, telas de colores, espejos irrompibles, botes de distintos tamaños, brochas, cajas, hojas de árboles... En definitiva, objetos con distintos colores, volúmenes, texturas, formas, olores y sonidos que sean seguros para los niños.
 
En casa podemos encontrar muchos materiales que sirvan para hacer juegos. Solo hay que fijarse y tener en cuenta la capacidad que tienen dichos materiales para proporcionar experiencias de movimiento, observación, exploración, relación y socialización, considerando que la actividad del niño se basa en el juego.
 

Por último, para seleccionar los materiales y los juguetes que pones al alcance de tu hijo conviene tener en cuenta lo siguiente: 

  • Que sean seguros, que no se rompan fácilmente y que cumplan todos los certificados de seguridad.
  • Que sean manejables.
  • Que sean atractivos para los niños, con colores y formas que estimulen su aprendizaje.
  • Que aporten diversas experiencias sensoriales.
  • Desechar aquellos que, por su uso, sean sexistas o belicistas.
En la habitación del bebé hay que cuidar especialmente la decoración como instrumento de estimulación sensorial. Puedes decorar la habitación de tu hijo de la forma que consideres más adecuada, teniendo en cuenta las recomendaciones sobre el espacio y los materiales mencionadas anteriormente. A continuación se presenta una propuesta basada en las distintas épocas del año a partir de la colección de troqueles de Mis primeros pasos con Peca y Lino:
 
Enero – Invierno. Puedes hacer murales con pintura de dedos blanca simulando montañas nevadas, colgar algodón del techo como si fuesen copos de nieve o realizar un muñeco de nieve con bolsas de basura rellenas de papeles arrugados.
 
Febrero – Ropa del invierno. Las prendas de vestir propias del invierno (bufandas, gorros, guantes…) ofrecen un sinfín de texturas diferentes y muy atractivas para los niños. Se pueden colocar en un baúl o colgarlas en las paredes de la habitación.
 
Marzo – Viento. A los bebés les llaman mucho la atención los elementos que se mueven con el viento (tiras largas de tela o de papel colgadas del techo, elementos móviles que suenen, molinillos de viento, etc.). También se puede jugar con pompas de jabón o inflar globos y jugar con ellos. Otra actividad acorde con el troquel de marzo es la de decorar cometas gigantes con adhesivos o pintura de dedos de colores.
 
Abril – Lluvia. Verás cómo le atraen a tu hijo los paraguas de colores abiertos y colgados del techo. Puedes hacer gotas de lluvia de cartulina o de papel charol y manipular prendas de vestir para la lluvia (gorros, impermeables, botas, etc.).
 
 
 
 
Mayo – Flores. Para esta época se pueden hacer elementos móviles de flores con papel pinocho y papel celofán, pegar en el suelo flores plastificadas, hacer estampaciones de manos sobre hojas de transparencia e incluso puedes poner en su habitación un rincón con algunas plantas.

Junio – Los colores. En casa o en la habitación del niño se pueden hacer zonas de color en las que se agruparán fotografías, dibujos y objetos de un color determinado. No hay que olvidar que el techo y el suelo también son espacios que podemos utilizar para la decoración.

 
Julio – Verano. Para seguir aprovechando los estímulos que nos ofrece cada época del año, en verano toca hacer soles de varios tamaños con diferentes materiales plásticos. También puedes hacer un mural con huellas de pies o rellenar botellas de plástico con distintos elementos (agua coloreada, objetos que suenen, telas de colores…), así los niños podrán jugar con el color, el sonido y el peso.
 
Agosto – La playa. Aunque a algunos niños no les gusta demasiado, la arena de la playa es, en sí misma, un juego muy estimulante. Pero aunque no la tengas a mano sí puedes decorar la habitación con elementos de la playa (cubos, palas, chanclas…) y toallas elaboradas con telas de distintas texturas. Se puede colocar incluso alguna zona con arena.
 
Septiembre – La escuela. Ya verás como a tu hijo le llaman la atención los objetos relacionados con la escuela (mochilas, pinturas, etc.); puedes decorar la habitación con dibujos o fotografías de estos objetos o con fotografías de los niños de su clase.
 
Octubre – El otoño. Se pueden colgar del techo y en las paredes hojas de otoño coloreadas con pintura de dedos, murales hechos con hojas secas y telas o papeles de los colores característicos del otoño (amarillo, naranja y marrón).
 
Noviembre – Frutos del otoño. Para este mes puedes decorar algún rincón con dibujos y fotografías de frutos de otoño o poner una cesta con dichas frutas (es importante tener en cuenta el tamaño para que no sean peligrosas para los niños).
 
Diciembre – Navidad. Ha llegado el momento de preparar los adornos navideños, sacar las panderetas y hacer bolas de navidad con papel celofán. No te olvides de colgar serpentinas, cadenetas y otros adornos para el techo, ¡a tu hijo le encantarán!
 
Por último recordarte que estas actividades son propuestas orientativas, es decir, pueden darte ideas pero hay que adaptarlas a los intereses y a las necesidades de cada niño teniendo en cuenta las circunstancias y las peculiaridades de su entorno.
 
JUEGOS Y JUGUETES (1 año)

 

Según un estudio realizado en la Universidad de Ulster (Irlanda del Norte) los niños que juegan tienen más probabilidades de convertirse en adultos sanos. El doctor Tony Cassidy, que dirigió el estudio, afirmó que los patrones de juego en los niños pueden tener implicaciones a largo plazo en los hábitos de vida en la edad adulta.
 

En el período de 1 a 2 años el niño gatea, se mantiene de pie, anda, corre, salta... Su cuerpo es un juguete privilegiado para aprender a pensar, de este modo, cualquier cosa que fomente su movimiento de forma segura será un buen juguete (el campo, el parque…).

 
Antes de correr es necesario andar y previamente gatear. Cada una de estas etapas tiene su función, por eso un juguete muy acertado en esta edad es una colchoneta en la que empezar a gatear sin peligro o un túnel de gateo.
 
También son aconsejables los juguetes que inviten a recorrer el espacio, aquellos que hay que empujar mientras se anda: juegos de arrastre, correpasillos, módulos de gomaespuma, pelotas, etc.
 
Otros juguetes adecuados a esta edad son los que permiten relacionar hechos: de causa efecto, golpear, lanzar, meter y sacar, apilar y hacer torres, experimentar con el agua y con la tierra…
 
A medida que el niño va creciendo sentirá curiosidad por los juguetes que estimulen la imitación de acciones simples: animales y muñecos pequeños, títeres, teléfonos, coches... Empezará a representar personajes y podrá expresarse y comunicarse libremente; aprenderá a establecer reglas en los juegos y ejercitará su capacidad de autocontrol y su autonomía.
 
 A continuación os ofrecemos un listado, a modo de resumen, de los juguetes más adecuados para los niños de 1 a 2 años: 
  • Juegos de arrastre       
  • Bancos de carpintero
  • Túnel de gateo                                        
  • Ensartables de eje vertical
  • Correpasillos                                           
  • Juegos de parejas
  • Torres de anillas                                      
  • Construcciones
  • Cuentas gigantes                                    
  • Teléfonos
  • Material apilable                                       
  • Espejos de pared
  • Juegos de abrir-cerrar                             
  • Conjunto de formas blandas
  • Bancos descubreformas                         
  • Cuentos adaptados
  • Juegos de rosca                                                  
Los juguetes deberán ofrecer diferentes formas, texturas, sonidos y colores. Es fundamental su calidad para minimizar los riesgos: han de ser resistentes y de materiales no tóxicos.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
De cara a la Navidad es importante que tengamos presente una serie de recomendaciones a la hora de elegir los juguetes de nuestros hijos:
Comprueba que los juguetes cumplen las normas de seguridad básicas: observa si llevan el sello de la CEE, que no se astillen, que no desprendan olores fuertes, que no destiñan y que indiquen la franja de edad para la que son aptos.
Intenta evitar aquellos juguetes que incitan directamente a la violencia, a la práctica de hábitos poco saludables o a cualquier forma de discriminación.
Hay juguetes que resultan poco prácticos porque son difíciles de guardar, necesitan recambio constante o la pérdida de una pieza los inutiliza. Estos tampoco son muy recomendables.
Piensa si ese juguete es adecuado para tu hijo: que responda a sus intereses o gustos, a su edad o a las posibilidades de juego que le ofrece el lugar en el que vive.
Por último, recuerda que enseñar a tu hijo a jugar le ayudará a crecer.

AGENDA de actividades

OMG Semilla de Amor

¿Quieres colaborar con niños que necesitan tu ayuda?

Conoce nuestros proyectos de escuelas infantiles para niños de India y Nepal.

¡Colabora con nosotros!

Acceso Educadoras

 

Twitter EDUCAndo